El mantenimiento de las ventanas de PVC

Si al final te has decidido por instalar puertas y ventanas PVC Valencia deberías conocer cómo mantenerlas en buen estado durante toda su vida útil. Elegir el diseño más adecuado y conocer su mantenimiento es esencial para reducir los problemas y gastos futuros.  

Cómo limpiar las ventanas de PVC.

La limpieza debe realizarse con agua y jabón neutro sin olvidar que las juntas que también pueden engrasarse con un lápiz de silicona. 

Al igual que las juntas, los herrajes también pueden lubricarse con un spray.

No solo la limpieza garantiza que las ventanas de PVC duren, cómo las usas es lo que realmente condiciona su durabilidad. Hay que evitar movimientos bruscos al cerrar o al abrir las ventanas, no emplear más fuerza de la requerida.

Cuidar la limpieza de los perfiles es uno de los condicionantes más importantes para mantenerlas en buen uso. 

Es aconsejable también revisar las gomas y siliconas con las que se sellan y solicitar su reparación en caso de deterioro o roturas. 

Hay que comprobar que las hojas no estén descuadradas, lo que condiciona que no cierren bien, para evitar que se pierda el calor del interior. En caso de que existiera un descuadre, debemos avisar a un profesional para que pueda arreglarlas. 

En las guías que permiten que las ventanas suban o bajen es aconsejable emplear igualmente lubricante. 

Como ves, aunque hayas elegido una empresa de cerrajería que te ofrezca la instalación de ventanas de PVC de calidad, el buen uso de las mismas condicionará su correcto funcionamiento y durabilidad futura.